Combi eléctrica, realidad de Volkswagen

Combi eléctrica una realidad traída por Volkswagen

Volkswagen anunció que pronto iniciará la producción de una combi eléctrica que se basará en el prototipo I.D. BUZZ, que se presentó en el Detroit Auto Show a inicios de año.

I.D. BUZZ es la próxima generación del vehículo multipropósito (MPV), basado en la nueva Plataforma Modular Eléctrica (MEB). Sus ventajas son principalmente la comodidad y mucho espacio para hacer viajes largos. Su alcance eléctrico, según el NEDC, es de hasta 600 kilómetros. Logra tomar energía de forma inductiva o en una estación de carga. Con sólo 30 minutos de carga se tendrá el 80 por ciento de autonomía.

La camioneta eléctrica o también llamada Combi del siglo XXI estaría llegando a Norteamérica, Europa y China en 2022, poco después del lanzamiento del compacto Volkswagen I.D Concept, uno de los 30 vehículos que la compañía alemana ha prometido lanzar antes de 2025.

Para su desarrollo, Volkswagen usará una nueva plataforma para vehículos eléctricos (MEB), la cual fue la misma que se presentó en el prototipo y permitirá la conducción autónoma y sin contaminar.

Conoce las características generales de la nueva combi eléctrica

Al estar basado en dicho concepto, la Combi eléctrica tendría las baterías montadas en el suelo, dejando un gran espacio interior para los pasajeros. De acuerdo con Herbert Diess, CEO de la marca alemana “por fuera, el vehículo parece una corta furgoneta compacta, pero ofrecerá el espacio interior de una furgoneta grande”.

La nueva camioneta de Volkswagen tendrá la capacidad de conducción autónoma de nivel 3, es decir, podrá circular de forma autónoma en entornos controlados y se requerirá la intervención humana para diversos procesos.

El I.D BUZZ tiene casi cinco metros de largo y cuenta un motor en cada eje que le permite una potencia combinada de casi 369 caballos de fuerza. De acuerdo con la compañía, lograría pasar de 0 a 100 km/h en poco menos de cinco segundos y tendría una velocidad máxima de 160 km/h. La batería supone una autonomía de más de 600 kilómetros.

Además, contará con escáneres láser, sensores de ultrasonido, sensores de radar, cámaras de área y una cámara frontal para escanear el área circundante, junto con otros datos de tráfico que serán recibidos a través de la nube.


Más información de la industria automotriz en el sitio de Francisco Mieres Fernandez